“Respeto tu derecho a estar ebrio y conducir siempre y cuando no te estrelles contra la camioneta de mi esposa y de mi hija”

Los accidentes de tránsito cobran la vida de unos 15 mil mexicanos cada año; son la cuarta causa de muerte en el país y el principal motivo de orfandad a nivel nacional, señaló el especialista del Instituto de Geografía (IG) de la UNAM, Luis Chías Becerril. Por otra parte, datos de la ASE establecen que 7 de cada 10 accidentes automovilísticos se producen bajo estado de intoxicación etílica; de cada 10 personas que mueren en este tipo de accidentes 4 eran los conductores, 2 acompañantes y 4 estaban en el vehículo impactado ó en la vía pública.

Lo anterior se explica debido a que etanol es un depresor del sistema nervioso central. Al estar intoxicado el cerebro pierde la capacidad de controlar los movimientos oculares haciendo más difícil que una persona pueda establecer objetivo, distancia y volumen del vehículo que conduce. Un conductor a una velocidad de 60 km/hr debe mantener el automóvil en su carril, conducir (actividad psicomotriz – mover extremidades -) y prestar atención a lo que le rodea (memoria de trabajo) todas estas acciones se llevan a cabo al mismo tiempo.

El abuso en el consumo de alcohol ocasiona que el cerebro le dé preferencia a una de estas actividades lo que quintuplica las posibilidades de impacto accidental, es decir, existen más posibilidades de morir en un accidente automovilístico cuando se conduce en estado de ebriedad que jugando a la ruleta rusa. Al afectarse la corteza prefrontal, que es el área del cerebro que se encarga del automonitoreo, una persona que ha excedido el consumo de alcohol puede sentir que está en condiciones adecuadas para manejar un auto.

En el D.F. el programa Conduce sin Alcohol Navideño finalizó con la remisión de mil 902 conductores a juzgados cívicos. 1331 conductores hubiesen colisionado de no haber sido detenidos. Al respecto, estudios internacionales en esta materia reportan que los bebedores no alcohólicos conducen en estado de ebriedad en 3 ocasiones antes de participar en un accidente automovilístico y el 85% vuelve a manejar en este estado e los siguientes tres meses.

Se calman unos días, mientras se les pasa el susto, pero después vuelven a manejar bajo los efectos del alcohol. Con un pronóstico de vida a 5 años del 28%, lo que significa que el 72% muere por conducir ebrio en los siguientes 5 años.

!Elige vivir¡

Dr. Félix Aranday Cortés

Shares